Es evidente que 2020 ha sido un año convulso y de grandes cambios en todo el mundo, y parece que 2021 no se va a quedar atrás. La crisis sanitaria del coronavirus ha puesto en jaque a muchos sectores, pero sobre todo al de la distribución y logística alimentaria, que ha tenido que reinventarse para dar respuesta a las nuevas necesidades de los consumidores.

¿Qué depara el futuro inmediato a los productores y distribuidores de alimentos?

El cambio de tendencia se enfoca hacia un aumento del consumo de productos para el hogar, en detrimento de la restauración, así como un cambio de modalidad en la compra de alimentos, a través de canales digitales en vez de los establecimientos tradicionales.

Por ello, durante los últimos meses, las empresas del sector se han visto obligadas a enfrentarse a importantes desafíos y a adaptarse a las nuevas circunstancias a pasos agigantados, siempre con la incertidumbre como trasfondo.

Entonces, ¿qué depara el futuro inmediato a la industria alimentaria? ¿Cuántos cambios de comportamiento experimentados durante los últimos meses, se convertirán en la nueva normalidad?

La capacidad de ser rápido y flexible en la toma de decisiones en circunstancias de mayor incertidumbre es esencial para mantenerse a flote en tiempos de crisis.

En el campo del almacenamiento con temperatura controlada, los complejos modulares portátiles representan una solución revolucionaria, pues brindan el espacio necesario, con la última tecnología, con una instalación temporal que conserva las características de una construcción permanente.

Así pues, a partir de una cámara frigorífica modular individual, el cliente tiene la posibilidad de unir varias entre sí formando un área de almacenamiento extensa, instalable en exterior, diseñando así un complejo frigorífico en base a sus necesidades y a su espacio disponible.

Esta solución, en alquiler con servicio incluido, elimina cualquier costo inicial significativo, así como un tiempo de construcción extendido. A diferencia de un proyecto de diseño y construcción tradicional, la fase de consultoría es totalmente gratuita, y el departamento técnico de Dawsongroup está a disposición del cliente durante toda la relación contractual.

Existiendo esta opción, ¿realmente es necesario comprometerse con instalaciones permanentes? El futuro es modular y flexible.

El objetivo de Dawsongroup es acompañar a las empresas en su transformación o adaptación a las nuevas demandas del mercado, trabajando conjuntamente para encontrar la mejor solución a medida.

Nuestros clientes no solo obtienen espacio de almacenamiento extra prácticamente inmediato y muy accesible a nivel financiero, sino sobre todo las habilidades, el conocimiento y la experiencia de un equipo con más de 30 años de experiencia trabajando en el sector de la distribución alimentaria.